Desde su concepción en 1997, Final Fantasy VII ha sido uno de los videojuegos más aclamados y referenciados de la historia, llegando a ser nombrado como “el mejor juego de la historia” en diferentes ocasiones.

Final Fantasy VII triunfó por muchas razones, entre ellas, utilizar modelos tridimensionales, dando lugar a un nuevo estilo gráfico que en aquella época resultaba ser una actualización obligatoria para cualquier saga famosa de las décadas anteriores. Ver algunas de las escenas del juego (por ejemplo, la panorámica de Midgar) con estos gráficos cautivó a millones de jugadores, siendo para muchos una experiencia totalmente diferente dentro del mundillo. Además de ello, fue el primer título de la saga en ser lanzado mundialmente, además de ser el primero en Playstation, consola de moda en el momento.

Fuera de cuestiones técnicas, FF VII daba un giro de 180º a las clásicas historias de fantasía a las que estábamos acostumbrados: pasábamos de dragones, caballeros y princesas a historias futuristas de mercenarios, terroristas y corporaciones malvadas. Esto hacía que el jugador medio, que estaba acostumbrado a que la historia del juego fuese meramente una excusa, se involucrara mucho más, ayudando a crear unos personajes memorables y una historia que quedase marcada en el jugador por mucho, mucho tiempo.
Tanto tiempo, de hecho, que 18 años después se seguía hablando de éste.

Internet es una fábrica de rumores, y si bien no es de extrañar debido a la inmensa fama de este título, llevamos escuchando a los usuarios hablar de un remake desde principios de milenio, con un rumor que indicaba el interés de Square Enix en utilizar la potencia de Playstation 2 para relanzar Final Fantasy VII, VIII y IX en ella. 15 años después de esto, los usuarios seguían esperando el día en que la esperadísima noticia se hiciera realidad, hasta que en la presentación del E3 de Sony de este verano, la compañía japonesa decidió que era el momento de darle a los fans lo que pedían.

Bueno, supongo que esa era la idea.

La industria de los videojuegos ya no es la que era. A muy pocas desarrolladoras de hoy en día les importa sacar un juego memorable, con tal de que las ventas sean favorables. Por mucho que se critique a Call of Duty por reciclarse en cada entrega, nada va a cambiar mientras la gente siga comprando dichos juegos sin parar. EA no se volverá a pensar su modelo de negocio mientras los jugadores pasen por el aro con los DLC de Star Wars: Battlefront. Por todo ello, entristece bastante ver como una compañía, antes mitificada, se llega a arrastrar por el fango para sacar esos innecesarios millones de más.

Tetsuya Nomura, director del juego, comentó en una entrevista de Famitsu que Final Fantasy VII Remake “tendría demasiado contenido para un solo lanzamiento”, y por tanto, el juego será episódico.

Si alguien lleva leyéndome un tiempo, sabrá que no soy un fanático de pagar varias veces por el mismo juego. Por supuesto, esto incluye pagar por cada parte de un juego vendido en piezas. Al fin y al cabo, esto no es más que intentar exprimir hasta el último céntimo de la cartera de los jugadores nostálgicos, que, como cada una de las veces que ocurre algo similar, acabarán cayendo.

Según la entrevista, el juego incluirá más contenido del que se encontraba en el original, lo cual espero que no se refiera a la maravillosa montaña de basura que era Crisis Core. La mayoría de fans sólo buscaba en el remake una actualización gráfica del mismo juego, en parte por miedo a que la dirección actual de la empresa pudiera estropear la experiencia que tuvieron hace casi dos décadas. Sin embargo, después de cada noticia que sale sobre el juego, leo más y más comentarios de jugadores que se bajan del carro.

Y es que, según Yoshinori Kitase, productor del juego, el sistema de combate ha sido “actualizado”, cambiando el sistema de turnos del original por luchas en tiempo real con “elementos estratégicos”.

Un cambio de tal calibre hace que el juego se acerque más a un “reboot” que a un “remake” propiamente dicho: cambiar algo tan característico de Final Fantasy VII como es el sistema de combate será una patada en el estómago a los fans que simplemente buscaban un juego con un lavado de cara importante pero con el mismo espíritu, sobre todo en una época en la que los RPG por turnos ya no están en el punto de mira.

De todos modos, el mundo entero sigue esperando por información nueva, aunque sinceramente, cuando lo que has enseñado tenía como objetivo gustar a la gente y has logrado todo lo contrario, es que hay algo muy, pero que muy mal. Al fin y al cabo, ya nos han demostrado en varias ocasiones que no queda nada de aquel equipo que hizo Final Fantasy VII, y este Remake parece más una aceptación de que ya no pueden crear nada memorable, más que una manera de complacer a los fans.

“Sr. Cloud, su fiesta le está esperando en el 2º piso…”