Creación
De aquel 1931

De aquel 1931

  Tocaba levantarse, como cada día, antes del amanecer. La noche en Lugo, sobre todo en invierno, -la época más dura del año- era cerrada y oscura como ninguna otra. Sin lugar a dudas, era la cuna de la Santa Compaña. La luna siempre estaba demasiado lejos,  ausente, detrás del horizonte redondeado que dibujaba la...
Mr. FoxWaters y Kali

Mr. FoxWaters y Kali

  Mamá acaba de preparar croquetas, se ve la cocina, de gas, sobre la que está la sartén con aceite y la tetera de latón antigua; a la izquierda, en el mesado, un plato con croquetas deshechas. KALI: Buenos días, mamá. (Le da un beso en la mejilla). No te preocupes. Las croquetas no te...
Negro eléctrico

Negro eléctrico

Titubeé aquella noche, pensando en nuestra creación en pura creatividad. Me vibraba el cuerpo al escribirte, mientras miraba vacía la botella de vino infestada de restos de hachís. El estómago se me encogía arrítmico, como escurriendo la sensación de impaciencia, que descendía, nerviosa, y llegaba húmeda a mis labios. Arranqué mis manos incrédulas del calor...
Niño muerto

Niño muerto

Los pasos me hacen vomitar hiel. Una mano húmeda y poderosa me quiere fuera. Y en la intemperie sólo almas de niños muertos; mamá llora arrinconada lejos de la ciudad y yo –dónde estoy, perdido, no queda sangre en mi estómago, no tengo olfato, no tengo oído…– intento entender algo…, papá no sabe de carpintería...
Niñato

Niñato

  Me he quedado en la capital porque alguien quería usarme como moneda de cambio. Menudos dramas recurrentes. La última vez que mamá envió algo de dinero fue hace dos semanas. Tampoco es un grandísimo drama, aunque he tenido que coger un trozo de pan de la basura. Esas cosas sólo te hacen fuerte. Y...
Rutina

Rutina

Seis de la mañana: ya están aquí los obreros. No tengo muy claro cuál es su función. ¿Molestar a todos los habitantes del parque? ¿Es que nadie piensa en los pobres señores que duermen aquí todas las noches, no importando el frío que haga? Gracias a ellos me mantengo calentito en invierno. Me protegen de la...
Muerte Mugre y el suicidio del palomo

Muerte Mugre y el suicidio del palomo

Por pura inercia abro la nevera enciendo la luz. Me sonrío. Arqueo las cejas. Hoy será uno de esos días tristes largos absurdos y melancólicos. Como de costumbre. Hoy será uno de esos días al borde del precipicio. Podría morirme ahora mismo y sería tan espontáneo que hasta me reiría de mi cadáver. Muerte instantánea:...
Trebor

Trebor

Me senté en aquel bar, el de siempre.  Me había acostumbrado a llamarle bares a los bares. Aunque en ese otro mundo, en el que estaba, parecía un mundo paralelo —aunque podría llegar a serlo, no solo parecerlo. Un mundo, o un mundo encerrado en un átomo—. En cualquier caso, en ese mundo le llaman...
Leyla no more

Leyla no more

Chapter 1 Entre sonrisas cómplices y arrebatos de eufórica alegría: del interior de su alma un fulgor carbónico. Un alma perdida, un corazón roto: corazas corazas corazas: cortezas roídas, tristes canciones de medio día… El dolor se precipitaba en su abismo: tanto dolor, alma mía, tanto dolor, pequeña mía…, nunca vergüenza terrorista. Lastre humano: condición...
El día en el que el Pobrecito Señor Profesor me dijo que no sabía nada sobre Mariano José de Larra

El día en el que el Pobrecito Señor Profesor me dijo que no sabía nada sobre Mariano José de Larra

    El tipo entra en clase y empieza a contarnos bazofias sobre un programa de radio por entregas que quiere hacer. Capítulos de cuarenta y cinco minutos, una auténtica porquería. Todos le siguen el juego, luego intentan darle la razón, aunque pobremente, claro. Le tienen miedo. Alguno le dice que la idea es una tontería....
Soy Gilipollas

Soy Gilipollas

Cocina. Un Gilipollas aparece por la izquierda. No lleva nada de cintura para abajo más que su ropa interior. Abre la nevera y mira al público. La cierra y se dirige hacia el proscenio. GILIPOLLAS.-  No tenía pensado hacer ningún monólogo. Hoy, precisamente hoy. Esta mañana. Veréis. Sencillamente, me he levantado, he visto que llevaba...
La viuda de fuego

La viuda de fuego

-Dulcemente el pajarito se ha posado en mi alféizar-   Caían sus plumas lentas, lentas en armonía. Plumas carne, fuego y calma por primera vez, solo uno. -Un ser-   Y volar, voló extendiendo alas, que disparaban como metralletas luz y calor fuego ¡Fuego! intrínseco, feroz, animal, rápido y conciso desesperadamente subjetivo, y bello.  ...