Author Archive
Análisis de la euforia

Análisis de la euforia

Muchas veces me he sentido eufórico sin razón. Sé bien, no obstante, que esta expresión de «sin razón» no evidencia el hecho irrefutable de que no existiera razón para mi euforia, sino meramente resume que me era imposible conocerla, ya sea porque en el tiempo eufórico no iba a detenerme a estudiar su razones o...
Niño muerto

Niño muerto

Los pasos me hacen vomitar hiel. Una mano húmeda y poderosa me quiere fuera. Y en la intemperie sólo almas de niños muertos; mamá llora arrinconada lejos de la ciudad y yo –dónde estoy, perdido, no queda sangre en mi estómago, no tengo olfato, no tengo oído…– intento entender algo…, papá no sabe de carpintería...
Niñato

Niñato

  Me he quedado en la capital porque alguien quería usarme como moneda de cambio. Menudos dramas recurrentes. La última vez que mamá envió algo de dinero fue hace dos semanas. Tampoco es un grandísimo drama, aunque he tenido que coger un trozo de pan de la basura. Esas cosas sólo te hacen fuerte. Y...
[C] Ritmo de lectura

[C] Ritmo de lectura

Durísima realidad: C.1 Calcular el ritmo de lectura de distintos presentadores de informativos y  C.2 de las locuciones de un bloque de telediario. Para realizar este entretenido ejercicio obligatorio de clase es necesario tener en cuenta algunas nociones básicas como la propia fórmula básica de contar las palabras básicamente durante un tiempo básico y luego...
Muerte Mugre y el suicidio del palomo

Muerte Mugre y el suicidio del palomo

Por pura inercia abro la nevera enciendo la luz. Me sonrío. Arqueo las cejas. Hoy será uno de esos días tristes largos absurdos y melancólicos. Como de costumbre. Hoy será uno de esos días al borde del precipicio. Podría morirme ahora mismo y sería tan espontáneo que hasta me reiría de mi cadáver. Muerte instantánea:...
Leyla no more

Leyla no more

Chapter 1 Entre sonrisas cómplices y arrebatos de eufórica alegría: del interior de su alma un fulgor carbónico. Un alma perdida, un corazón roto: corazas corazas corazas: cortezas roídas, tristes canciones de medio día… El dolor se precipitaba en su abismo: tanto dolor, alma mía, tanto dolor, pequeña mía…, nunca vergüenza terrorista. Lastre humano: condición...
El día en el que el Pobrecito Señor Profesor me dijo que no sabía nada sobre Mariano José de Larra

El día en el que el Pobrecito Señor Profesor me dijo que no sabía nada sobre Mariano José de Larra

    El tipo entra en clase y empieza a contarnos bazofias sobre un programa de radio por entregas que quiere hacer. Capítulos de cuarenta y cinco minutos, una auténtica porquería. Todos le siguen el juego, luego intentan darle la razón, aunque pobremente, claro. Le tienen miedo. Alguno le dice que la idea es una tontería....
He vuelto de viaje

He vuelto de viaje

«He vuelto a mirar y me ha dolido. Me ha hecho daño entenderla, hubiera preferido arrancarme los ojos. Hubiera preferido no recordar nada de esto. Fingir que sólo es inercia y nada más que eso. Pero, claro, eso es mucho pedir. La gente no regala nada a nadie. Las madres tampoco» Hace una semana que...
El Rey Rata y yo

El Rey Rata y yo

  Yo soy el que está atrapado en su cabeza. A penas puedo ver la luz del día, y cuando salgo, me arrastro por las calles en busca de morfina. Placebo, engaños y catástrofes ajenas. Quisiera volver a nacer, evadirme del mundo y resurgir de entre la mugre, emperador de mi nuevo mundo. Uno pequeño,...
Uno rostro alienígena y alucinógeno

Uno rostro alienígena y alucinógeno

  Un rostro alienígena y alucinógeno en un basto campo abandonado me sonreía con cierta sorna. Me reí de imprevisto, preso de una histeria demencial, partiéndome en quince partes diferentes, en truenos mudos, aristas imposibles. Le di los buenos días, que ni malos, que ni días, que hoy no existía; y no tuve más remedio...